El Game Master es una figura clave a la hora de llevar a la acción un juego en vivo. Sin su mediación y control, es prácticamente imposible que pueda desarrollarse adecuadamente cualquier juego en vivo. En los videojuegos, la propia programación es el Game Master oculto. A veces el maestro de juego es simplemente alguien que conoce perfectamente el mundo donde se desarrolla el juego, su historia y sus personajes, pero muchas veces es mucho más que eso: es el creador. Así pues existe una figura donde el Game Master es, además, diseñador de juegos.

¿Qué hace un Diseñador de juegos?

Los diseñadores de juegos (Game Designer) idean la trama del juego y su jugabilidad. Planifican y definen todos los elementos de un juego: su entorno, estructura, reglas, dinámicas, personajes, objetos, diseño, modos de juego…

Una vez que ha clarificado todo esto, el Diseñador de juegos lo comunica al resto del equipo de desarrollo, por ejemplo el equipo artístico para materializarlo o el equipo informático en caso de videojuegos.

¿Cómo se diseña un juego?

El punto inicial para un juego es el concepto, que puede ser un tema o un sistema de juego novedoso. Con esa idea se desarrolla el documento de diseño, donde se aclaran detalles importantes, como el público objetivo, los requisitos, los plazos y los presupuestos. Este documento describe la experiencia de juego deseada y define toda la funcionalidad del juego y los elementos artísticos y de animación asociados necesarios para crearla. Todo el personal de desarrollo se refiere a él durante todo el proceso de desarrollo. Puede requerir cambios y actualizaciones para reflejar las decisiones técnicas y de producción tomadas durante el ciclo de producción del juego.

Los diseñadores hacen que el concepto de juego y diseño cobre vida, a menudo a través de la experimentación con varios temas y géneros, así como también desarrollos y mejoras en los juegos existentes.

A nivel de empresa, la propuesta es elaborada por un equipo de diseñadores de juegos. Hay muchos tipos de diseñadores de juegos que se centran en un aspecto particular de la jugabilidad. Los diseñadores principales son los coordinadores del equipo y son responsables de la comunicación dentro y fuera del equipo de diseño, además de tomar decisiones importantes. Un diseñador de mecánica de juegos trabaja en el equilibrio del juego y su sistema de reglas.

Un juego sufrirá millones de cambios a lo largo de su creación, y se requiere que los diseñadores de juegos constantemente vuelvan revisar su diseño.

Para definir el tema y tipo de juego, se circunscribe el juego dentro de una modalidad concreta.

Modelos de juego

A la hora de desarrollar la historia de un juego, existen dos métodos básicos que dotan de mayor o menor complejidad a la histora: un juego de tipo sandbox o no lineal, y el típico juego lineal. Las diferencias entre ellos son notables, si bien la diversión dependerá de los gustos del jugador.

Juego lineal

Un juego lineal es aquel donde el jugador avanza siempre hacia adelante, sin historias paralelas que se crucen. La mayoría de juegos lineales transcurren en zonas conocidas como ciudades, almacenes y talleres, donde los jugadores deben afrontar el reto de ir del punto A al punto B. Sin embargo, la aparente falta de libertad se compensa normalmente con una acción desbordante y, por tanto, una experiencia para el jugador mucho más intensa y constante.

Los juegos que emplean historias lineales son aquellos en los que el jugador no puede cambiar la historia o el final de la historia. Sin embargo, es común que dichos juegos utilicen la narración interactiva en la que un jugador necesita interactuar con algo antes de que la trama avance, o las narrativas no lineales en las que los eventos se representan en un orden no cronológico.

Muchos juegos ofrecen finales prematuros en caso de que el jugador no cumpla con un objetivo, pero estos suelen ser solo interrupciones en el progreso de un jugador en lugar de los finales reales.

Juego no lineal

Un videojuego con una jugabilidad no lineal presenta a los jugadores desafíos que se pueden completar en varias secuencias diferentes. Cada jugador puede enfrentarse solo algunos de los desafíos posibles, y los mismos desafíos pueden jugarse en un orden diferente. Un juego que es significativamente no lineal a veces se describe como de composición abierta o sandbox y se caracteriza porque no existe una “forma correcta” “de jugar el juego.

Un juego sandbox está enmarcado en lo que se conoce como zona abierta, que bien puede ser un campo, una ciudad concreta o incluso un territorio sin delimitar. El jugador puede seguir una historia narrativa general creada para ello, pero tendrá la opción también de afrontar una gran cantidad de misiones secundarias, relacionadas o no con la trama principal.

Lineal VS No lineal

Dada la naturaleza de ambos juegos, queda claro que un sandbox será mucho más largo que un juego lineal. Siempre se sigue un transcurso completamente definido por los desarrolladores, pero obviamente las opciones de interacción dependerán de cada entorno y los jugadores pueden recrearse más o menos tiempo. Es por esto que el sandbox requiere una gran inmersión mientras que el lineal es perfecto para breves ratos de diversión.

Un juego no lineal permitirá una mayor libertad del jugador que un juego lineal. Por ejemplo, un juego no lineal puede permitir múltiples secuencias para finalizar el juego, una elección entre caminos hacia la victoria, diferentes tipos de victoria o misiones secundarias opcionales y subtramas. Algunos juegos cuentan con elementos lineales y no lineales, creando una opción muy interesante. Cada vez más algunos juegos comienzan a ofrecer múltiples finales para aumentar el efecto dramático de las elecciones morales dentro del juego.

Sin embargo, algunos juegos han ido más allá de pequeñas elecciones o finales especiales, ofreciendo una historia de ramificación, conocida como narrativa interactiva en los videojuegos, que los jugadores pueden controlar en puntos críticos del juego. A veces se le da al jugador la opción de qué rama de la trama seguir, mientras que a veces la ruta se basará en el éxito o el fracaso del jugador en un desafío específico.

Como un compromiso entre historias lineales y ramificadas, también hay juegos en los que las historias se dividen en ramas y luego se vuelven a formar en una historia única. En estas historias, la trama se ramificará, pero luego convergerá en un evento inevitable, dando la impresión de un juego no lineal a través del uso de la narrativa lineal.

Una historia realmente no lineal se escribiría enteramente por las acciones del jugador, y por lo tanto sigue siendo un desafío de diseño difícil.

Jugabilidad y diseño

Cualquier diseñador de juegos, en vivo o gráficos, debe tener muy en cuenta un factor clave: la jugabilidad. La RAE la define como ““Facilidad de uso que un juego, especialmente un videojuego, ofrece a sus usuarios”. Esto tendrá que ver tanto con el uso y la comprensión del mundo del juego como con su dinamismo.

La jugabilidad puede resultar mucho más sencilla y clara en juegos lineales, pero tremendamente compleja en juegos no lineales. Especialmente en historias no lineales de mundo abierto, donde la ruta no está preestablecida y los jugadores deben investigar y descubrir las ubicaciones donde se desarrolla la acción.

Algunos juegos de mundo abierto, como para guiar al jugador hacia los principales eventos de la historia, no proporcionan el mapa completo del mundo al inicio del juego, sino que requieren que el jugador complete una tarea para obtener parte de ese mapa, a menudo identificando misiones y puntos. de interés cuando ven el mapa.

Un gran desafío de diseño es equilibrar la libertad de un mundo abierto con historia no lineal, con la estructura de una historia dramática. Dado que los jugadores pueden realizar acciones que el diseñador del juego no esperaba, los escritores del juego y los Masters que lo llevan a cabo deben encontrar maneras creativas de imponer una historia al jugador sin interferir con su libertad.

También existe el riesgo de que los jugadores se pierdan mientras exploran un mundo abierto; por lo tanto, los diseñadores a veces intentan dividir el mundo abierto en secciones manejables.

123 Action Barcelona: Diseño de juegos

123 Action Barcelona realiza Real Games en uno de los mejores escenarios del mundo: la ciudad de Barcelona. La experiencia de sus Game Masters, también diseñadores de juegos, en el sector de entretenimiento y la animación, así como en guionización, les acredita para realizar eventos personalizados, modificando sus juegos a cualquier ambiente o diseñando nuevos según el tema propuesto y a medida.

El objetivo de 123 Action Barcelona es que los participantes se sientan protagonistas de una película, incorporando actores que se encuentran a lo largo de la experiencia y provocando escenas donde los jugadores no se quedan mirando qué pasa, si no que deben actuar.

En 123 Action Barcelona procuran que el peso de la historia y su evolución la lleven los personajes y las escenas clave, no que haya que seguir un mapa o un listado de pistas. Es por ello que se distinguen de otros juegos urbanos que, teatralizados o no, no logran introducir al jugador en una historia, elemento que en sus Real Games es clave.

A demás, integran su oferta dentro del mundo del cine y el cómic, realizan trailers de sus juegos como si fueran películas e incluso épicos vídeos de sus jugadores que han logrado con éxito llegar al final, a modo de recompensa. Sin duda, una opción de ocio única y original.

EnglishEspañol
CONTACTA CON NOSOTROS

Puedes llamar al tf. 687 630 364....... Contactar en 123actionbcn@gmail.com......O rellenar rápidamente el formulario.

X
CONTACTO